Meditación 22 Arcanos


EL MAGO: Crear y destruir.

Sitúate cómodamente sentado, mirando hacia el este, haz una relajación y así alcanzarás el estado adecuado para meditar. A continuación imagina que te proyectas mentalmente al interior del arcano, e identifícate con la figura del Mago, sintiendo que el mago del Tarot eres tú mismo.

Piensa qué situación de tu vida te gustaría destruir y visualízala frente a ti. Como si de un cuadro se tratara. Apunta hacia ella con la vara de luz, que como el Mago llevarás en la mano derecha, e imagina un rato de energía luminosa que, surgiendo de ella, destruye la escena que quieres suprimir.

Posteriormente imagina que la vara de luz es como un proyector de diapositivas y que ella proyecta una escena nueva que es la situación que actualmente deseas crear.

Siente que este acto procedente del Mago con el que te estás identificando es un gesto de poder total, que hará que las fuerzas cósmicas realicen lo que has decidido.

Después dejas de identificarte con el Mago y dando mentalmente un paso atrás, te retiras del arcano.

Esta carta (el Mago) junto con la gran Sacerdotisa, resulta muy para práctica para los estudiantes, que pueden situar sobre la mesa de trabajo ambos arcanos (el Mago y la gran Sacerdotisa), una al lado de la otra y, sin mas esfuerzo ni tener que hacer ningún ejercicio especial, esta combinación de cartas hará que lo estudiado pueda ser comprendido con facilidad (el Mago) ser recordado posteriormente (la gran Sacerdotisa).

LA GRAN SACERDOTISA: La memoria.

Cuando quieres recordar algo, visualiza que lo apuntas en el interior de esta carta del Tarot, y la Gran Sacerdotisa cumplirá a la perfección la función de excelente secretaria.

Le dices a la Gran Sacerdotisa que quieres que te recuerde lo que necesitas (tal día y tal hora) y verás como una vez que hayas adquirido un cierto hábito, esta carta te solucionará infinidad de problemas relacionados con el hecho de recordar.

Esta carta puede ser utilizada como un despertador programando a la Gran Sacerdotisa para que te despierte a la hora que decidas. Para ello, después de situarte en meditación, le das la orden clara de la hora en que deseas ser despertado.

Para los estudiantes, el hecho de tenerla ante los libros o temas cuando están estudiando o repasando les hará poder recordar más fácilmente lo aprendido.

Si la persona tiene la buena costumbre de visualizar antes de retirarse a descansar en la noche los sucesos del día, también es interesante hacerlo “desde el interior” de este arcano, que ayudará a recordar y comprender tanto las acciones como sus porqués.

LA EMPERATRIZ: Despertar el interés del sexo opuesto.

Esta carta es de naturaleza esencialmente femenina, y en ella prevalecen las cualidades magnéticas de atracción.

La forma de actuar varía según los sexos; en el caso de una mujer basta con que te sitúes en postura de meditación y te proyectes mentalmente en el interior del arcano, Identifícate con la Emperatriz, imaginando que en torno a ti se extiende un aura luminosa de tonos rosados que posee la capacidad de atraer con fuerza extraordinaria la atención o el deseo de las personas del sexo opuesto. En el caso del hombre, el trabajo será de proyección al interior del arcano, pero en lugar de identificarte con la figura femenina de la Emperatriz, sentirás que esta apunta con su cetro hacia ti, surgiendo de este un rayo de energía de color verde esmeralda que te envuelve por completo, con lo cual también hará que tu capacidad de atracción y seducción quede altamente potenciada.

Posteriormente visualizas que sales del ambiente de la carta y después de unos minutos concluyes tu meditación.

EL EMPERADOR: Preguntar. Ordenar.

Este es un arcano de poder, y desde el cual puede ejercerse. Así pues, la persona ha de ser ética en su uso, pues aunque los ojos humanos no vean, los del Karma siempre están bien abiertos.

Busca la postura de meditación. Imagina ante ti, en gran tamaño y siendo un lugar que puede ser visitado por tu mente, el arcano cuatro el Emperador. Mentalmente te proyectas a su interior y te identificas con el personaje (arquetipo de la autoridad) que esta sentado en su trono. Trata de identificarte con la sensación de seguridad, invulnerabilidad y poder que muestra la imagen. Posteriormente puedes llamar mentalmente  a tu presencia a cualquier persona (todos son tus súbditos) para preguntarle, sugerirle u ordenarle alguna cosa. No olvides despedir a la persona una vez concluido el trabajo.

Es inútil insistir sobre la necesidad de una ética en el comportamiento, pues queda bien claro lo que puede obtenerse desde este puesto de autoridad y fuerza.

Una vez concluida tu meditación dejas de identificarte con el Emperador y mentalmente sales de este arcano.

EL HIEROFANTE: Recibir y dar consejos.

Si estas buscando una respuesta válida ante alguna dificultad de la vida a la que tengas que enfrentarte, si precisas de un consejo desinteresado y sincero, esta es la carta del Tarot que te hará ver el camino adecuado.

Sitúate en actitud y postura para meditar, imagina que delante de ti se encuentra el ambiente que figura en la carta del Hierofante como un paisaje real, y mentalmente proyéctate en su interior, ponte en el centro, entre los dos sacerdotes que atienden y escuchan al Hierofante y plantéale claramente tu problema. Espera a sentir la respuesta surgiendo desde tu interior e iluminando como una luz tu mente, para poder comprender y resolver la situación.

En el caso de sentir que tienes que acudir en ayuda de alguien aportando un consejo útil para esa persona, identifícate con el Hierofante que representa el aspecto mas espiritual de ti mismo, visualiza entre los dos sacerdotes a la persona que se encuentra angustiada y con toda dulzura dile aquello que sientas, pues el Hierofante a través de ti le hará comprender que es lo que debe hacer.

Posteriormente, como en todos los casos, dejas de identificarte con el personaje asumido y mentalmente “sales” del arcano.

LOS ENAMORADOS: Equilibrio en relaciones de pareja.

Cuando existen conflictos emocionales como consecuencia de algunas relaciones afectivas insatisfechas, el uso de esta visualización abrirá las puertas a encontrar una solución armoniosa y eficaz.

Después de situar tu mente y tu cuerpo en preparación para meditar, visualiza ante ti el arcano numero seis, los Enamorados, sintiendo que se trata de un espacio “real” que vas a visitar. Proyéctate mentalmente en su interior y trata de sentir sobre ti la presencia del arcángel Rafael que conoce a la perfección todos los pormenores de tu conflicto. Después identifícate con la figura de tu sexo, sintiendo tu desnudez (no tienes nada que ocultar) y sitúa en el lugar opuesto (también desnuda) a la persona con la que  existe el problema, habla con ella, da o exige explicaciones y, si lo crees necesario, prepara desde este lugar una ruptura que no resulte dolorosa para ninguno, o una bella reconciliación.

Posteriormente solicita de la comprensión, sabiduría y amor del arcángel Rafael que te ayude a llevar adelante tus proyectos, que han de ser ante tus propios ojos éticos y legítimos.

EL CARRO: Test de dificultad ante un proyecto. Hablar en público.

Cuando deseamos realizar algo, inevitablemente utilizamos como elementos de juicio los datos que concientemente conocemos o suponemos, pero en la mente subconsciente se encuentra una información adicional que puede resultar valiosa.

En caso de que te encuentres ante un proyecto que va a demandar de tu persistencia y voluntad, es cuando puedes (después de la preparación previa a la meditación) introducirte mentalmente dentro de la carta y decir claramente, ante la carroza y su conductor, la meta que deseas alcanzar. Posteriormente te sitúas en la dirección hacia donde mira el auriga y observas como es el sendero o camino que se halla ante la carroza. Si es muy largo tardaras bastante tiempo, si es ancho y cómodo no habrá dificultades, si hay subidas y bajadas habrá dificultades y problemas, si es con piedras, grandes obstáculos, cortes en el camino, etc., se trata de situaciones insalvables que harán que el proyecto deba ser revisado.

Cuando una persona tímida deba hablar en público, el sentirse como el conductor de la carroza dentro de su piedra cúbica, permitirá que las palabras te vengan con fluidez, y que comuniques con tu audiencia en función de lo que pretendas decir. Este arcano esta en relación directa con la voluntad y el lenguaje.

LA JUSTICIA: Ganar pleitos.

Cuando las vicisitudes de la vida te obliguen a acudir a la justicia y por supuesto siempre que consideres sinceramente que corres riesgo de que tu causa sea manipulada y puedas perder un juicio, este arcano del Tarot acudirá en tu ayuda.

Sitúate en postura de meditación. Visualiza ante ti el arcano 11, la Justicia, en gran tamaño, siendo una figura del espacio, mentalmente proyéctate a su interior e identifícate con la figura del arcano (arquetipo del poder de la ley), imagina que ante ti se encuentra la sala donde ha de celebrarse el juicio con los jueces, abogados, testigos, etc. Visualiza que en platillo izquierdo de la balanza que sostienes se encuentra el sumario de tu caso, y que este platillo brilla extraordinariamente, tanto que todo el mundo puede verlo, apunta con tu espada hacia donde están los letrados y siente que una energía de color verdoso surge de tu arma despertando la discriminación y el sentido de la justicia en todos los asistentes.

Posteriormente dejas de identificarte con la Justicia, sientes que sales del arcano y dejas tu meditación quedando tranquilo y en paz sin preocuparte hasta que el juicio tenga lugar.

EL ERMITAÑO: Recibir Luz. Pasar Inadvertidos.

Si alguna vez alguien, o tu mismo, necesitas la luz necesaria para disipar las tinieblas producidas por algún problema, para los que por mucho que pensemos, no hallamos solución, el Ermitaño del Tarot puede ayudarte.

Este trabajo no es de visualización y consiste en algo muy sencillo: colocar al ir a dormir, una fotografía tuya o de la persona a quien quieras ayudar, junto a la carta del Ermitaño, poniendo la foto justo enfrente de la linterna que lleva en su mano. En breve plazo hallarás la luz que aclarará la situación.

Otra posibilidad de trabajo en esta carta es la de pasar inadvertido cuando lo desees. Para ello, estés donde estés, imagina que tu cuerpo queda cubierto por la capa gris del ermitaño y que tu cabeza se oculta bajo la capucha. Este método tan simple resulta muy practico, ya que hay ocasiones en las que pasar inadvertidos es lo mas inteligente que puede hacerse.

LA RUEDA DE LA FORTUNA: Aumento de la prosperidad.

Las necesidades o carencias pueden ser de tres tipos: intelectuales, afectivas y físicas. En caso de sentir que alguno de estos tres campos no esta lo suficientemente realizado, con este arcano podrás solucionar tus limitaciones.

La forma de actuar es la siguiente: te sitúas en postura de meditación e imaginas que sobre tu cabeza se encuentra hecho de luz el arcano Nº 10, la Rueda de la Fortuna. Si tu problema es económico imaginas que de él surge una energía violeta que envuelve tus pies, si es un problema afectivo percibes que es el corazón el que siente la energía, si es un problema de tipo intelectual o necesitas contactar con alguien que aclare tus dudas, la energía la sientes envolviendo el cerebro. Esto crea las vibraciones necesarias para que puedas atraer hacia ti aquello que en ese momento estés necesitando.

La energía de la Rueda de la Fortuna es la parte sutil de la riqueza que hará que llegue a tu vida el bienestar y la prosperidad.

LA FUERZA: Limpieza en nuestra personalidad de vibraciones negativas (mal de ojo, etc.).

Con esta visualización las cosas que, como pensamientos o sentimientos negativos, nos puedan enviar personas malintencionadas, no solo pierden su eficacia sino que se vuelven a nuestro favor.

Después de la preparación previa a la visualización, imagina el arcano como un paisaje real y, mentalmente, proyéctate a su interior. Aquí encuentra a la mujer que con dulzura controla las fauces del león. Este león es el defensor del campo de tu personalidad. Imagina que dices a la mujer que, junto con el león, van a recorrer este campo para ver que tipo de animales o seres vivos habitan en él. Después todos juntos lo recorren y ante la vista de los animales desagradables, tales como serpientes, ratones, arañas, etc., ordenas al león que los devore. Estos animales desagradables representan las intenciones oscuras procedentes de algunas personas que han afectado o pueden afectar negativamente tu vida. Al devorarlas, el león transmuta lo negativo en positivo. Posteriormente programas a la mujer, diciéndole que junto con su león recorran permanentemente este campo de tu propia personalidad para que, en el instante en que aparezca algo indeseable, lo supriman.

A continuación, con la seguridad de que tu poderoso guardián siempre vigila, sales del paisaje y concluyes la meditación.

El COLGADO: Inversión de hábitos.

En el caso de querer modificar un habito negativo, o una dependencia, sitúate en postura de meditación y te proyectas mentalmente al interior del arcano, visualízate realizando aquellas cosas que te perturban, te crean dependencias y deseas suprimir de tu naturaleza. Posteriormente te identificas con el Colgado que, al estar cabeza abajo, es el símbolo del cambio completo de actitud, y te sientes como él, con la mente lúcida, libre y dichosa, habiendo dejado atrás esa limitación que te impedía encontrarte en paz contigo mismo.

Una vez concluida esta secuencia simbólica de visualización, dejas de identificarte con el Colgado y sientes que sales del arcano.

LA MUERTE: Pérdida del temor a la muerte. Contacto con personas desencarnadas.

El temor a la muerte está poderosamente grabado en cada ser humano. Un buen medio de vencerlo es el trabajo con esta carta.

Sitúate en postura de meditación e imagina el paisaje del arcano frente a ti y mentalmente te proyectas a su interior. Aquí el jinete negro, señor de la muerte, se encuentra ejerciendo la función de cambio y transformación, renovando lo caduco y aplicando la inexorable y benéfica ley de reencarnación.

Visualiza que su rostro de aspecto tenebroso no es sino una careta que el miedo de los hombres le ha puesto; visualiza que se despoja de ella y aparece el rostro puro, bello armónico y bondadoso de un ser de luz: el arcángel encargado de la misión de renovar cuerpos y experiencias para poder completar las lecciones que se han de aprender.

Bajo la protección de este arcángel puedes invocar la presencia en la orilla opuesta, de color azul (el plano astral), de una persona que haya fallecido. Las veras cubiertas con una túnica blanca y tú desde tu orilla y ella desde la suya, podrán establecer diálogo. Posteriormente has de ordenar a la persona llamada que se retire. Visualiza a continuación que el arcángel cubre su rostro con la careta.

Si la persona llamada es alguien con quien te unían lazos muy profundos, lógicamente pueden producirse inevitables alteraciones emocionales.

Concluyes tu meditación, sintiendo que sales del arcano y del estado de meditación.

LA TEMPLANZA: Protección espiritual.

Esta carta y el personaje en ella representado, el arcángel Mikael, son una excelente protección de la vida diaria, como si de un guardaespaldas se tratara. Para ello, al salir a la calle, o al transitar por parajes solitarios, visualiza que este arcángel, con una estatura y corpulencia formidables, camina delante de ti, precediéndote siempre a un paso de distancia, abriéndote camino. Imagina que lleva (como en el diseño de la carta) una copa en cada mano. En la copa de la mano derecha un ácido corrosivo, capaz de disuadir a potenciales agresores, y en la copa de la mano izquierda un delicioso néctar, capaz de provocar efectos y sonrisas en la gente.

Comprobaras la eficacia de esta protección, hasta el extremo que, al caminar por la calle, las personas tienden inconscientemente a apartarse de ti.

EL DIABLO: Destrucción del mal.

El Diablo representa el mal en todas sus manifestaciones, desde la carencia, el sufrimiento, la depresión, etc., hasta la ignorancia y la brutalidad.

Si te encuentras ante una situación irracional, dolorosa, o piensas que eres victima de circunstancias contra las que no puedes hacer nada, este arcano del Tarot puede prestarte ayuda.

Te dispones a meditar. Visualiza frente a ti la carta 15, el Diablo, en gran tamaño, sintiendo que es un espacio real, y te proyectas mentalmente a su interior. Aquí observas como un hombre (tu mente auto consciente) y una mujer (tu subconsciente) se encuentran encadenados ante el señor del mal.

Dentro de este lugar realizas afirmaciones de poder, que son por otra parte realidades absolutas. Afirmas: “Yo soy el espíritu, libre e inmortal” (Y observas que el diablo se hace más pequeño). “En mí está la sabiduría”, y vas repitiendo afirmaciones hasta que el diablo se haga tan pequeño que desaparezca de la escena. Después liberas al hombre y a la mujer de sus cadenas, observas como se abrazan, y que al hacerlo desaparecen de sus cuerpos los signos de la ignorancia y la brutalidad (pezuñas, cuernos y rabos). El cielo se abre y el sol, con su luz dorada, ilumina el lugar.

Una vez terminada la meditación agradeces a las fuerzas de lo superior su ayuda, saliendo del lugar y de la meditación.

LA TORRE: Defensa.

Si te encuentras ante una persona que emite una vibración inarmónica negativa o bien que esta tratando de influirte o de desenergizarte, el arcano de la Torre puede evitar que esta persona abuse de su fuerza. En caso de personas muy magnéticas o con conocimientos sobre hipnosis mágica, este sistema defensivo también resulta eficaz.

El trabajo es muy simple: cuando te encuentres ante una persona así, visualiza como en torno a ella un hombre y una mujer, con enorme celeridad, construyen una torre de piedra en la que el personaje queda encerrado.

De esta manera su energía queda confinada en su propia aura y no podrá llegar a influirte.

Cuando te despidas de esta persona no olvides visualizar que el hombre y la mujer del arcano 16 disuelven la torre.

LA ESTRELLA: Cartel de anuncios.

Este arcano del Tarot, independientemente de métodos meditativos de naturaleza mas espiritual, posee la cualidad de ser un excelente cartel de anuncios, a través del cual podemos comunicarnos subliminalmente con las personas que precisen de nuestros servicios o incluso con aquellos que puedan atendernos, y esto puede parecer muy prosaico, pero de hecho forma parte de todas las estructuras económicas mundiales para comprar y vender.

Después de adoptar la postura para meditar, visualiza ante ti como un paisaje real, el arcano 17, La Estrella, y mentalmente te proyectas a su interior. Aquí se encuentra la bella mujer del arcano que al verte llegar, deja sus jarros en el suelo y sale a recibirte. Después de uno de ellos saca una pluma para escribir y del otro un pergamino blanco. Antes de entregártelo eleva hacia el celo la pluma y de las estrellas surgen rayos de luz que la cargan de energía cósmica. A continuación te entrega el pergamino y la pluma y en él puedes escribir con luz dorada el mensaje que quieres comunicar, o lo que deseas anunciar. Se lo entregas a la mujer que lo introduce y lo sujeta en el estanque del gran inconsciente colectivo para que las leyes de afinidad atraigan a quien se encuentre en vibración con lo anunciado.

LA LUNA: Programación de sueños. Proyección astral.

Esta carta se relaciona con el sueño. Programar sueños resulta sencillo si antes de dormir visualizas que te proyectas dentro del arcano y allí imaginas una escena (lo mas real posible) de la aventura o situaciones que deseas experimentar mientras duermes. Después simplemente te relajas dejando a un lado la ansiedad y te entregas al sueño. Al despertar por la mañana es deseable grabar o escribir tu experiencia, ya que con la práctica es como se va consiguiendo el éxito en esta disciplina.

La proyección astral requiere más tiempo. El método consiste en visualizar, mientras estás tumbado y perfectamente relajado, la carta de la Luna, como si estuviera en el techo de la habitación, imaginando que el sendero sale del plexo solar y se pierde en el arcano que se encuentra sobre ti.

Visualiza que tu conciencia se desplaza por este sendero y se mueve entre las torres.

Una vez que te sientas fuera del cuerpo, deja de visualizar este paisaje, para hacerte consciente del lugar hacia donde deseas dirigirte. No debe haber ningún temor, pues tu cuerpo físico está en contacto permanente con tu cuerpo astral a través del vínculo psico-energético llamado “el cordón de plata”.

El éxito en esta práctica requiere, naturalmente, perseverancia y sobre todo es imprescindible llegar a una completa relajación tanto física como mental.

EL SOL: Vitalidad. Salud.

El arcano 19, el Sol, es el gran sanador, y el niño que monta sobre el corcel blanco es el gran terapeuta del Tarot.

Ante problemas de salud (independientemente de los métodos curativos enseñados en el libro) es deseable el trabajo con este arcano.

Te preparas para visualización e imaginas que ante ti se encuentra el espacio del arcano y mentalmente te proyectas a su interior.

Sientes la energía solar como una vibración curativa que te inunda. Si este trabajo es para ti o para una persona enferma a la que deseas ayudar, el procedimiento es el siguiente: imagina que el niño desciende de su cabalgadura y se acerca hacia el enfermo para trabajar sobre la zona afectada. Este niño utilizará la técnica de sanación adecuada, aplicará bien pases magnéticos, masaje, energetización, etc. Aquí debes dejar que el aspecto simbólico del arcano actúe por sí mismo.

Una vez que el niño concluya su terapia, ascenderá al caballo y seguirá empuñando su bandera.

Si, en algún trabajo que realices para un enfermo grave, observas que, pese a tu esfuerzo y tu deseo, el niño no desciende del caballo, esto significa que el paciente está desahuciado y que el final puede ser negativo.

Al terminar sales del arcano y concluyes tu meditación, siendo deseable repetirla con cierta periodicidad hasta conseguir la supresión de la dolencia.

EL JUICIO: Equilibrio emocional.

Te sitúas cómodamente en la postura de meditación e imaginas que te proyectas en el interior de este arcano ocupando el lugar en el que se encuentra el niño, que representa un punto de equilibrio entre el conciente (el hombre) y el subconsciente (la mujer). Después imaginas que el arcángel hace sonar su trompeta y de ella surge el sonido del OM que va dirigido sobre la base de tu columna vertebral, produciendo el despertar de la capacidad reflexiva. De nuevo el arcángel hace sonar su trompeta y esta vez el OM llega hasta la zona situada bajo el ombligo, estimulando tu decisión. Por tercera vez suena la trompeta con el sonido del OM y esta vez llega al plexo solar, donde propicia el sentido de la prosperidad. Un nuevo sonido de OM procedente de la trompeta llega a la glándula timo y revitaliza el organismo, generando alegría de vivir. Por quinta vez la trompeta incide con su OM sobre la garganta, estimulando el sentimiento del amor. La sexta vez que suena es activada la glándula pineal en el entrecejo y con ello la inteligencia y la razón, y por ultimo, el 7º sonido envuelve el cerebro y, como una corona, se sitúa sobre él desarrollando la verdadera espiritualidad.

Una vez que los siete chakras y sus contenidos emocionales han sido estimulados, sales del arcano y concluyes tu meditación.

EL MUNDO: Guarda de valores.

La carta 21, el Mundo, independientemente de sus cualidades místicas y espirituales, posee una que es absolutamente funcional.

Si deseas proteger tus propiedades (el hogar, el automóvil, etc.), contra el ataque de ladrones u otro tipo de daños, te preparas para meditar e imaginas que detrás del danzante cósmico, envueltos y protegidos por la guirnalda vegetal que le rodea, se encuentran los enseres (jamás has de poner personas), que deseas poner bajo protección. Con esto todo lo que sitúes quedara custodiado. En caso de tener que desprenderte de alguna de estas cosas (vender, regalar, etc.), no olvides visualizar que las retiras de aquí porque en caso contrario te costaría mucho desprenderte de ellas.

Una vez terminada la visualización puedes quedar tranquilo, porque la energía de la carta y el danzante cósmico cuidan de lo tuyo.

EL LOCO: Antidepresivo.

Sitúate en postura de meditación. Busca un lugar tranquilo donde puedas relajarte, preferentemente sentado en una silla de respaldo recto. Con la columna vertebral derecha y con los ojos cerrados, imagina que el arcano es un espacio real donde el Loco se encuentra en divino éxtasis ajeno al peligro (solo aparente) de la caída en el abismo de la manifestación. Después siente que das un paso hacia delante que te conduce al interior del arcano, identifícate con el Loco que, por ser el espíritu, es inmune al dolor, a la ansiedad, al miedo y a la depresión. Permanece algún tiempo en este estado, sintiendo el espacio que te rodea, el perro que te acompaña, el aire puro de las cumbres, envuelto en tu vestido estampado con mundos y tiempos. Después siente que das un paso hacia atrás y sales del espacio de la carta.

Esta meditación resulta muy práctica para vencer estados depresivos.

Obtenga hoy el Libro “26 la Revelación” de Cristina Khandjian
Click Aquí