Los Dioses más importantes

Los dioses a los cuales reverenciaban los egipcios (teniendo en cuenta, siempre, que el real, único, como principio de todas las cosas era el Sol, con sus diferentes nombres)

OSIRIS

Representado por un hombre cubierto por un sudario muy ajutado; del que emergen las manos empuñando dos de los cetros característicos usados también, por los faraones: el látigo o flagelo, y el cayado de contención ( que tiene en un extremo un gancho con el cual se tomaba el cuello de quien se acercara demasiado al rey, deteniéndolo); ese lleva la corona blanca del Alto Egipto, que está flanqueada por dos altas plumas de avestruz, combinadas con cuernos de carnero. El pilas (djed) habitualmente está asociado a Osiris, y significa “estabilidad”.

Naturaleza: se relaciona simbólicamente con los elementos acuáticos, telúricos y vegetales (esto parece tender a señalar todo lo referente a la agricultura). Es posible que Osiris, en este aspecto, haya sigo un símbolo de la fertilidad de carácter cósmico, aunque su lugar de residencia fuera el mundo de los muertos; representa, en este sentido, al Sol funerario y nocturno.

ISIS

Simboliza, en principio, el ascenso psíquico, la energía nutricia y la salud. Es una mujer con una escalera o escalón sobre su cabeza (aunque también podemos verla con la corona doble de los dos Egiptos o una vincha que termina, adelante, con la serpiente úreus o, incluso, con los cuernos lunares, ya que se la asocia con la Luna). Lleva otros atributos tales como el Nudo o Lazo de la Vida y el Sistro, que aleja a los malos espíritus con sus sonidos mágicos. Suele aparecer, también, con los cuernos vacunos junto con el disco solar, transformándose, entonces, en Isis-Hathor. Los animales que le eran consagrados eran el Ave Ibis y el gato.

Naturaleza: es la Madre Cósmica, la Materia Primordial, la deidad del Amor que gesta la vida; está relacionada con las fiestas de la primavera y el verano; es la plenitud y la madurez. La escalera que lleva en su cabeza simboliza su condición de intercesora entre el Cielo y la Tierra. Rige los encantamientos de la magia nocturna y lunar; a veces se la representa con un velo sobre el rostro, simbolizando los secretos ocultos de la Naturaleza.

HORUS

Se representa como un hombre con cabeza de halcón, con o sin la doble corona de los dos Egiptos; también sólo como un halcón; como el bebé que amamanta Isis; como un niño con la doble corona; como un Sol que tiene a cada lado la úreus y las alas desplegadas de un halcón.

Naturaleza: forma parte de la tríada sagrada.

Como vengador y, por así decirlo, “resucitador” de su padre (Osiris), Horus es el símbolo de la resurrección para todos los hombres: el Hombre Interior que batalla contra sus propias sombras tenebrosas. Es, en cierto modo, el Sol visible e inteligente que con su luz despeja todas las sombras; a veces lleva un báculo de Anubis para poder andar entre las tinieblas; o bien un bastón o cetro de poder, símbolo de mando y de arma contra las fieras físicas o psicológicas. Como deidad solar de influencia terrestre, protege el esfuerzo de la Humanidad en marcha; cuando aparece con figura de barquero simboliza una de las formas de “navegar” por el mundo con habilidad para sortear los peligros (simbolizados éstos por un cocodrilo al que puede matar con su lanza); se ayuda también con la cruz cansada o Llave de la Vida Eterna, o bien con el llamado “martillo de Horus”, que resucita a los muertos y llama a los dormidos.

Horus es “el que gobierna con los ojos”; es quien se traba en lucha con tu tío Seth por el imperio del mundo y para vengar la muerte de Osiris, su padre. Por eso simboliza al Sol Naciente en su doble carácter de vencedor de las tinieblas y de elemento renovador de la vida. Se le rendía culto (muy extendido) en Abidos.

SETH

Es un perro egipcio, salvaje, con orejas largas y cuadrangulares y cola en forma de flecha; también lo vemos como un hombre con cabeza de perro.

Naturaleza: dios de la confusión pero no necesariamente maligno; posteriormente transfundieron a Seth con Tiphon, transformándose así en el “hermano maligno de Osiris” y el mal en general bajo la figura del hipopótamo (tengamos en cuenta que en el Antiguo Egipto el mal no era una entidad en sí misma sino, más bien, la sombra del bien deformado al plasmarse en la materia). De modo que Seth o Seth-Tiphon, como se lo llamo después, es la materia inconsciente, sombría y ciega, que tanto puede hacer bien como mal. Dios de las tinieblas y de la esterilidad; símbolo de la noche y de la creación en su doble aspecto de oscuridad y resposo. Se le rindió culto en Ombos, Sethroe, Avaris y Tanis.

NEFTHIS

El significado de su nombre es “Señora del Castillo” o ” Señora de la Mansión”. Es absolutamente idéntica a Isis pero en su cabeza lleva la forma de un castillo; siempre se la ve en la misma postura que a Isis.

Naturaleza: se cree que, en realidad, es sólo “el otro YO de Isis”, su espejo; las dos, unidas, simbolizan las dos caras de la Luna; Isis es la luminosa y visible, Nefthis es la oscura e invisible para el hombre. No se conoce en qué lugares se le rindió culto.

ANUBIS

El significado de su nombre puede ser “Infante real”; lo vemos en dos formas; como un hombre con cara de perro y como un perro recostado, negro.

Naturaleza: es el Dios Embalsamador; regía las almas separadas de sus cuerpos y las de los Iniciados que habían superado la etapa humana. Fue muy popular, le fue asignado el rol de conductor cuando se transformó en Upuat (perro erguido), el “abrecaminos”. Era un dios bueno, compañero de Thot en el Juicio Osiriano (cuando los faraones morían y debían presentarse a rendir cuentas de los hechos de su vida). Cumplía tres tareas muy importantes: supervisar el embalsamamiento; recibir la momia en la tumba (como sacerdote) y conducir el espíritu antes Osiris. “El Embalsamador”, “El Guardián de las Tumbas”, su mundo abarca las sombras cuando el Sol se pone; su reino es la noche (física y psicológicamente); se lo asocia con una pirámide negra y con el signo de Escorpio, en su naturaleza destructora de la materia: Aparece en estatuillas como arquero destructor del cuerpo que envía mensajes de muerte, su báculo es símbolo de su poder para caminar en las tinieblas, apartando a las mañas serpientes de la vida psíquica. Junto con Thot y Nefthis, coopera con Isis en la reconstrucción del despedazado cuerpo de Osiris resucitado (Mito Osiriano). Los embalsamadores lo tenian como su patrono. Su culto se extendió por todo Egipto.


THOT

Representado como un hombre con cabeza de Ave Ibis; como Ibis; como cinocéfalo (mono con cabeza de perro) y, ocasionalmente, con el disco lunar y la media luna sobre la cabeza.

Naturaleza: asociado a los ritmos lunares, creador de la lengua y las ciencias, incluida la astronomía. Dios de la Magia por excelencia (de allí su frecuente relación con Isis); era, además, escriba y secretario de Re y los Grandes Dioses; juega, en el ciclo osiriano, el papel de mediador y de juez, ayudando a Isis y Horus a triunfar sobre Seth.
Divinidad lunar, padre de la Sabiduría, las Letras y la Cultura (recordemos que el Tarot lleva el nombre de Libro de Thot) y creador de todas las ciencias. Patrón de los Templos Iniciáticos en los cuales revelaba los secretos universales a los sacerdotes iniciados. Fue el primero de los Grandes Magos y su nombre fue tomado como genérico por muchísimas dinastías de sabios. en lo astrológico, Thot era planeta Mercurio. Aparece, en el ritual egipcio de Juicio Osiriano, actualizando lo que hay que juzgar y sepultando lo que ya fue compensado por el hombre. El lugar más importante donde se le rindió culto fue Hermópolis. Es el Ave Ibis sin “corbata” (cuando lleva una “corbata”, es el BA).

Los otros Dioses

Sin que carezcan de importancia, hemos descripto primero a los considerados más importantes por formar la tríada sagrada y los que más cercanamente la rodeaban y hablaremos ahora de éstos que, sin duda alguna, fueron fundamentales en la religión egipcia (muchos de los cuales aparecen en las cartas del Tarot). De todos modos, aun los que no aparecen son dignos de conocer para redondear – aunque fuere en forma sintética- los conocimientos sobre el Antiguo Egipto.

SEMJET

Su nombre significa “La Poderosa”. Es una mujer leoncéfala (es decir, con cabeza de leona), con un disco solar sobre la cabeza; su mano levantada la muestra como defensora.

Naturaleza: simboliza el poder ardiente del Sol, que destruye las tinieblas y al caos, y a los propios enemigos. Es la fuerza del destino en su función ejecutora. Sus energás alcanzaban incluso a los guerreros, los cules la tomaron como Patrona. Era la potencia destructiva que RE utilizaba cuando lo creía necesario.
Se le rendía culto en Menfis.

PTAH

Su nombre significa “esculpir”, “grabar”, “abrir”, se presenta como un hombre pequeño (cuentan algunos autores que, en realidad, pertenecía a una raza en cierta forma enanoide y todos sus adeptos también lo eran), moniforme, con un casco ajustado al cráneo, que sostiene un cetro compuestos por los símbolos was, djet y ankh; se le consagraba el toro o buey Apis.

Naturaleza: “Viejo Dios del Fuego”, estuvo relacionado con los Misterios Primordiales del Sol Vivo; se lo adoró como protector de artistas y artesanos porque les caba inspiración solar en cuanto a la luz y calor para plasmar obras en el mundo. Los griegos lo llamaron, posteriormente, Hefaisto y, los romanos, Vulcano. Forma la tríada Ptha-Sejmet-Nerfertum en el culto que se le rendía a Menfis.

EL NUEVO TEMPLO DE PTAH
(siguiente texto sustraido de la web)


La LEYENDA DEL TEMPLO
La leyenda se construirá sobre el recuerdo de un grupo de hombres
que construyeron este lugar, venidos de todas partes,
conducidos por una llamada irresistible y que nada podía parar.
Utilizaron medios que nadie no conocía, y que desde se olvidaron.
Se dirá que utilizaron arena, rocas, y luz para fundir y juntar las paredes.

Cuando el Templo de PTAH se terminó, los hombres hablarán de un Fuego,
de una Nube que vino y envolvió el Templo, nadie del cual pudo entonces acercar.
Y este Fuego termino el trabajo de los hombres grabando en las paredes la marca del Eterno;
desde, solos los Llamados pueden penetrar en el Naos.
Los otros no pueden cruzar la Cámara, aunque no haya puerta.
Como si un poco de la Nube había permanecido, impregnada en el recinto,
prohibiendo el acceso a los que no están listos.

La leyenda dirá que cuando un hombre oye la Llamada,
solamente entonces puede avanzar y pasar la Puerta.
Entonces, siglos después de los que, los primeros, cruzaron esta frontera,
el Templo se despierta aún y el Fuego corre en las paredes,
como relámpagos para saludar el despertar interior de un nuevo humano

NEFERTUM

Su nombre significa “La Perfección de ATUM”; se lo representa como un hombre con una flor de loto y un collar que lo rodea sobre la cabeza (cabeza humana con una flor de loto).

Naturaleza: simboliza “el loto cósmico”: el gran loto que surgió del Líquido Primordial. El Loto Cósmico representa – entre otras cosas importantes – los Cuatro Elementos primordiales del mundo: la raíz en la Tierra, el tallo en el Agua, las hojas del Aire y el cáliz (o Sol), que es el Fuego. Se le rindió culto primero en Menfis y luego se extendió a todo Egipto.

HATHOR

Su nombre significa “Morada de Dios”; es una mujer con cabeza de vaca coronada por el disco solar; a veces se la ve como una mujer con cuernos de vaca. Y se le consagraba, precisamente, este animal.

Naturaleza: se fusiona con Isis; simboliza La Vaca Cósmica, la matriz celeste donde se gesta la vida. Como Madre Dadora, sus características se han transfundido en la mayoría de las deidades femeninas.
Hathor rige – regía – los mundos de los muertos, de allí su nombre “Reina de Occidente”, también se la llamaba “Señora del Sicomoro” (Árbol de la Vida), diosa de la Belleza, la Música, la Alegría, del Amor. Los griegos la llamaron Afrodita. Se le rindió culto en Denderah, Kom-Ombo y Afroditópilis.

MAAT

Se presenta como una mujer de pie o sentada, con una pluma de avestruz en la cabeza.

Naturaleza: es la Diosa de la Justicia y el Orden; representa el Orden Cósmico; como deidad justiciera, se asocia como Sejmet, la diosa leona. También Diosa de la Sabiduría, la rectitud, la verdad y la ley; su pluma se colocaba en el plato opuesto de la balanza, opuesto a aquel en el que se pesaban los corazones de los hombres (asiento de la conciencia) en la Sala del Juicio a los Muertos de Osiris; esa pluma puesta en la balanza durante el juicio determinaba las buenas o las malas acciones del muerto. Su poder “balanceador” significa que, merced a ella, subcistían el equilibrio universal, la armonía de la Naturaleza, las crecidas beneficiosas del Nilo, la concordia entre los vivos, la piedad religiosa, la verdad en el orden moral, etc.
Su simbolismo es prácticamente idéntico al de la deidad Maad hindú (La Mente Cósmica). Se le rindió culto en todo Egipto. Los griegos la llamaron Némesis y los romanos Fatum.

TOERIS

Se presenta como una hipopótama embarazada, cargada con los frutos de la vida. Lleva atributos semejantes a los de Isis (La Llave de la Vida o El Lazo o Nudo de Isis); se le agregaban pechos caídos.

Naturaleza: es la Gran Diosa de la Maternidad, La Nodriza de los Dioses, protectora de la maternidad, los nacimientos y la lactancia. Por esto las casas siempre estaban decoradas con su imagen. Se le rindió culto en Tebas.

NEJABIT

También llamada Akhenabit; su nombre significa “Aquella de la ciudad de Nejabh”; se la representa como una mujer con la corona blanca y tocado emplumado; como un bruitre con las alas desplegadas en actitud de vuelo, con o sin corona blanca, sosteniendo, o no, emblemas como el sello y el flegelo (se la llamaba, también “La Diosa Buitre”); como ave volando abrazando la cabeza. En todos los casos, el bruitre es blanco, y éste es el animal que se le consagraba.

Naturaleza: es la Diosa Buitre Blanca que con sus alas desplagadas simboliza la protección; se la asocia con Hathor al darle el carácter de Gran Diosa Madre; los griegos la llamaron Eileithia (su diosa de los nacimientos) y se le rindió culto en Nejabh y, luego, en Grecia, en Eileithiápolis.

BASTIT

Cuerpo de mujer y cabeza de gata sonriente; a veces lleva una canasta colgando del brazo o, también, un aro grande colgando; y el gato era el animal que se le consagraba.

Naturaleza: era la Diosa Gata de los hechizos nocturnos; representaba -fisiológicamente – la actividad sexual y, psicológicamente, la actividad del alma que sobrevive a la muerte.
Divinidad de la alegría, como Hathor, amante de la música y la danza. Su templo, en la ciudad de Bubastis, fue el más lujoso; allí se celebran periódicamente grandes fiestas. Para halagar a la diosa, sus devotos enterraban los cadáveres de los gatos (que morían por enfermedad o por vejez, ya que quienes lo mataban eran condenados) luego de momificarlos.

SOBEK

Representado por un hombre con cabeza de cocodrilo.

Naturaleza: Dios del Lodo, la Maldad y las Tinieblas; se lo relacionaba con Saturno y se lo asocia con Seth. El faraón Amenofis III consagró a los cocodrilos un templo especial, donde se los momificaba y se los enterraba con absoluta reverencia. Se le rindió culto en Sais, Kom-Ombo y Fayum.
Referencia importante: el templo de Kom-Ombo estaba simultáneamente dedicado a Sobek y a Horus; está dividido en dos mitades simétricas: del lado este ese adoraba al dios de las Tinieblas (Sobek), la otra mitad del templo estaba consagrada al dios de la luz y la bondad (Horus).

APIS

Un Buey negro con una mandcha triangular blanca sobre la frente, un buitre desplegado sobre el lomo, un lunar creciente en el costado derecho, un escarabajo bajo la lengua, y pelos negros y dobles en la cola. Es el Dios Buey, símbolo de Osiris o de Ptah, y tiene la doble simbología del origen del hombre, nacido del encuentro del Poder Celeste con la Materia Fértil.
En los jeroglíficos, el buey simboliza al fecundador. Tras indentificarlo con Osiris, Ptah, y RE, se lo erigió un curandero y médico pero, debido a que Imhotep era el genuino patrono de la medicina, se dijo que Apis era su padre. Se lo representaba en estatuillas con un disco solar entre las astas, y con el úreus.

Naturaleza: era un buey viviente que nacía con las características ya mencionadas; se decía que nacía de una vaca virgen preñada por rayos de la Luna o por los relámpagos. Al llegar a los 28 años era sacrificado (la misma edad en la que Osiris fue sacrificado por su hermano Seth) ahogándolo en el Nilo, y se lo momificaba, pero hasta entonces era adorado y cuidado con cada uno de sus movimientos era tomado como un presagio indicador para sus sacerdotes.

MIN

Representado por un hombre moniforme (es decir, con forma de mono), itifálico (con el pene erecto), que levanta con sus brazos por detrás empuñando un látido real; está tocado con una corona chata de altas plumas rígidas. Se lo consagraba el toro blanco y la lechuga (pues se la consideraba afrodisíaca).

Naturaleza: aunque la característica itifálica de Min fue absorbida por AMON (Min-Amón), Sejmet y aún por Bes (o Bet), no existeotro dios que haya sido representado en forma similar; fue el representante de la fertilidad (tuvo 4 esposas, caso único en Egipto), y esto simboliza la potencialidad creadora masculina; además era patrono de los caminos, los viajeros, las cosechas y la producción. Esotéricamente, el falo erecto y el brazo elevado de Min es un gesto intimidatorio (la intimidación fálica en Egipto era costumbre social). La fertilidad sexual de Min, en sentido positivo, es una idea agregada posteriormente a su imagen protectora, intimidatoria y amenazante. Se le rindió culto en Coptos y, después, en Panópolis.

APOPHIS

O “Apofis”, es una serpiente larga, muy fina, presentada a veces con cuatro patas.

Naturaleza: es la serpiente de la oscuridad, la que amenaza constantemente al “candidato” que pretende convertirse en Osiris. Es la noche, las doce horas de la oscuridad.
Enemiga indestructible de cada mañana y cada noche, atacaba a la Barca Solar; representa a la adversidad, llegando a identificarse con Seth.

HAPI

Un hombre con flores de loto en la cabeza; a veces con dos lotos en las manos, correspondientes al Alto y Bajo Egipto; también con dos frascos con líquido (para equilibrar las aguas), o con ropa de barquero, con el cuerpo fornido, pechos de mujer y cabeza coronada con flores acuáticas; aparece, también, como un genio hermafrodita de pechos caídos, abultada barriga y llevando una tabla de ofrendas completa de productos agrícolas, aves y peces.

Naturaleza: es la divinización del Nilo, el río más largo del mundo; es la materialización del agua que vivifica; el Nilo terrestre y el Nilo celeste, pr donde navega la Eterna Barca Solar. En la catarata de Assuán (la primera), estaba “la cueva Hapi”, un templo dedicado a este dios donde los egipcios guardaban, instalada, la vara de medición de las aguas (nilómetro) para controlar las crecidas de este río. Se le rindió culto en todo Egipto.

BES

Está representado por un enano de aspecto alegre, con cuerpo fornido y cabeza muy grande que porta un plumero; está desnudo y tiene la barba descuidada, patas de león y cola colgando entre ellas.

Naturaleza: semidios o genio familiar, es una deidas traviesa, burlona y beliciosa a la vez, bromista y juguetona, que provoca desconcierto entre los hombres; aleja a los malos espíritus y protege la alegría, la familia, los adornos, la cámara nupcial, los partos y los muertos. Cuidaba a la gente del ataque de los reptiles y evitaba tentaciones malsanas a las mujeres durante su sueño.
Aparentemente su origen es asiático o babilónico; aparece en Egipto durante la dinastía XVIII.

Obtenga hoy el Libro “26 la Revelación” de Cristina Khandjian
Click Aquí